Un nuevo alzamiento afectará a las 505 viviendas

abril 25, 2007

Promociones Ramón Núñez asegura que el Ayuntamiento “hace oídos sordos”

Maribel Martínez – El Faro Información 

A lo largo del presente mes de abril se producirán tres nuevos alzamientos de otras tantas familias que residen en las casas alquiladas de las 505 viviendas de El Saladillo. Así lo adelantó ayer a este diario el propietario de 103 de estas viviendas, Ramón Núñez.
Al respecto, el promotor recordó que el primero de los alzamientos “se llevará a cabo mañana jueves y afectará a los residentes en la vivienda situada en el 5º D del bloque número 5”.
En este caso, esta medida “podría ser polémica, por lo que hemos solicitado la presencia de efectivos de la Policía Local”.
El segundo de los alzamientos se llevará a cabo el lunes, día 30 de abril, en una de las viviendas situadas en el bloque número 33. Mientras, para el tercero “aún no ha sido determinada la fecha”.
Pero además, Ramón Núñez adelantó que, para el próximo mes de mayo también “se harán efectivos nuevos alzamientos”.
Gestiones
El promotor recordó que, “como medida de buena voluntad, paralizamos el que se había previsto para el pasado miércoles, día 18, porque parecía que la Junta de Andalucía estaba en disposición de buscar una salida a la problemática de las familias alquiladas” en dichas viviendas “a través de las gestiones realizadas por parte del representante de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Algeciras, Francisco Moreno Cañete”.
Además, “confiábamos en que el Ayuntamiento también se pondría manos a la obra para solucionar este problema”.
Sin embargo, Ramón Núñez aseveró que “el tiempo sigue corriendo en contra de los inquilinos de esas viviendas y en los últimos días hemos intentado contactar con la Fundación Municipal de Bienestar Social, sin que hasta el momento se hayan puesto en contacto con nosotros”.
Por tanto, “parece que el Ayuntamiento hace oídos sordos y no tiene la más mínima intención de solucionar esta situación”.
Suspensiones
Hay que recordar que el último de estos alzamientos se llevó a cabo el pasado 14 de febrero y, desde entonces, Promociones Ramón Núñez ha ido suspendiendo sin archivar los previstos en los meses anteriores.
Sin embargo, “a pesar de las sucesivas suspensiones de los alzamientos previstos” Núñez destacó que ha cambiado de opinión porque por parte de la institución local “ha quedado más que demostrado que no existe la necesaria voluntad política para poner fin a estas situaciones”.
Las diferentes gestiones de Núñez con el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía están encaminadas a que, por parte de ambas instituciones se haga efectivo el pago de las subvenciones de los alquileres.
En concreto, en su momento se estableció que, por parte del del Consistorio se debería hacer frente al pago del 60% del precio de estos alquileres. Mientras, la Junta de Andalucía abonaría el 40% restante”.

Una familia necesitada
El propietario de 103 de las 505 viviendas de El Saladillo, Ramón Núñez, recordó que, el alzamiento paralizado el pasado día 18 de abril, “iba a afectar a una persona mayor con discapacidad”, correspondiente a “las nueve viviendas en régimen de alquiler para las que intentamos buscar una solución idónea para todas las partes, de manera conjunta con el Ayuntamiento”. Recuerda que “son personas con escasos recursos económicos y algunas de ellas mayores o discapacitadas”.
Pero además, Núñez incidió en que, de los tres alzamientos previstos para el presente mes de abril, “uno corresponderá a otra de estas familias necesitadas”.


El PEPA abre una nueva sede en la barriada de El Saladillo

abril 24, 2007

 Redacción – Diario Sur

La formación política que lidera Josefa Beltrán, el PEPA, sigue intentando captar el voto vecinal. De hecho en los próximos días abrirá una nueva sede, situada en la calle Federico García Lorca de la barriada del Saladillo.

El motivo fundamental de esta sede, indica la responsable de la formación, es que «los vecinos de las 1.036 viviendas y de 505 tengan información cercana y objetiva de sus problemas».

Asimismo, el PEPA expresa su solidaridad «con los padres de los 10 niños afectados del colegio de Las Adoratrices», que ayer se concentraron en las puertas de la Subdelegación, para pedir una solución al caso de la baremación.

Por otra parte, el Partido Especial Progresista Algecireño, y como consecuencia de los incumplimientos del PSOE, anuncia que «construirá 1.000 viviendas en régimen de compra y alquiler,cuyos precios oscilarán entre los 75.000 y los 90.000 euros, mientras que los de alquiler rondarán los 180 y 250 euros».
 

Guarderías
Otro de los compromisos que, públicamente, adquiere el PEPA, es la necesidad de dotar de más guarderías públicas al municipio.

«Estarían instaladas en las barriadas más populosas, y que demandan este equipamiento».

Para convertir estos proyectos en realidad, manifiesta Beltrán, son necesarias dos cosas «por un lado voluntad política» y por otro, finaliza en su argumentación que «nuestro partido llegue al gobierno».


El alquiler de las 505 se pagará directamente al propietario

marzo 31, 2007

Redacción – EuropaSur

La Junta de Andalucía ha decidido abonar los alquileres de las 505 viviendas de El Saladillo directamente a su propietario, Ramón Núñez.

Aunque en un principio la entrega de los talones a los vecinos estaba prevista para el jueves, ésta se suspendió tras acordar con Núñez esta nueva forma de pago que se realizará así a partir de ahora todos los meses.

Desde la administración regional se ha negado que exista algún problema con los alquileres y se ha transmitido un mensaje de tranquilidad a los vecinos, después de que la FAVA haya intentando politizar el asunto y crispar los ánimos.

Esta nueva modalidad se hará oficial incluyendo un anexo en el contrato.

Cabe recordar que la Junta de Andalucía se hace cargo del 40 por ciento de los alquileres, el Ayuntamiento asume otro 40 por ciento y Ramón Núñez un 20 por ciento. La Junta aseguró que los vecinos de las 505 no tienen nada que firmas, tal y como ha denunciado la FAVA.

Por otra parte, ayer el abogado de la FAVA convocó a los vecinos de las 1.036 para informarles que la deuda ha prescrito. Desde el Gobierno andaluz se negó este extremo ya que la prescripción se basa en una deuda hipotecaria y los residentes en las 1.036 viviendas no tienen contraídas hipotecas.